MODELOS TOURING

De los ochenta y cuatro chasis fabricados por ENASA para el Pegaso Z-102 la mitad (cuarenta y dos) fueron carrozados por Touring en Italia.

PEGASO Z-102 SPIDER TIBIDABO (1952)

El primer trabajo de Touring para Pegaso fue este modelo, del que sólo se construyó un ejemplar. Anderloni, jefe de Carrozeria Touring quería que su primer diseño para Pegaso capturara el sabor de España y por ello decidió que el diseño debía centrarse en torno al toro español, realizando en el capó motor dos aberturas que recuerdan los orificios nasales hinchados de un toro, además el borde superior del parabrisas imita los cuernos y los orificios nasales se repiten en el capó trasero. Fue presentado en el Salón de París de 1952, y un año más tarde viajó al Salón de Nueva York y se quedó en Brewster Motors, impotador de Pegaso en Estados Unidos. El frontal es agresivo y posee un parabrisas inclinado con dos curiosos deflectores a ambos lados puesto que no disponía de cristales laterales. El capó largo se ajusta a la típica calandra con la que se reconoce a los Pegaso. Los parachoques no existen como en el resto de los Pegaso Touring. Posee un lateral muy elegante con dos puertas sin manecillas para su apertura.

El motor fue construido en aleación ligera, sólo pesa 190 kg. Se trata de un 8 cilindros en V con una cilindrada de 2.814 cc. Con una relación de compresión 8,1:1 este motor desarrolla 172 CV a 6.000 rpm y alcanza una velocidad máxima de 217 Km/h. El punto más débil son los frenos de tambor que exigen un considerable esfuerzo del conductor.

Actualmente pertenece a un coleccionista argentino.

Pegaso Z-102 Spider Tibidabo (1952)

Pegaso Z-102 Spider Tibidabo (1952)

Pegaso Z-102 Spider Tibidabo (1952)

PEGASO Z-102 BERLINETA TOURING PROTOTIPO (1952)

Touring proporcionó a los Pegaso la ligereza que un deportivo debe poseer. El sistema "Superleggera" empleado por la firma italiana, consistente en un subchasis tubular forrado de planchas de aluminio, permitía construir carrocerías livianas. Ricart, consciente de que los diseños de Enasa pecaban de peso excesivo, estableció un acuerdo de colaboración en 1952 con Bianchi Anderloni, a quien conoció cuando Wilfredo trabajaba en Alfa Romeo.

Touring tuvo lista su primera y estilizada berlineta "prototipo" (con calandra estilo Enasa) a finales de 1952 e hizo su presentación oficial en el Salón de Nueva York de 1953.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring Prototipo (1952)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring Prototipo (1952)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring Prototipo (1952)

PEGASO Z-102 BERLINETA TOURING 1 (1953)

Uno de estos vehículos perteneció al Conde de Caralt, que lo utilizó en numerosas competiciones, clasificándose tercero en la Copa de Monjuich de 1954. Una de las cosas más características del Pegaso es el mando del cambio. Las velocidades se sitúan con la primera y la marcha atrás a la derecha del recorrido de la palanca, a medida que subimos de marchas iremos hacia la izquierda hasta llegar a la quinta que está a nuestro lado. Su motor es capaz de girar a 7000 vueltas con una curva de par muy plana. Su defecto está en los frenos, insuficientes para la potencia del motor, y la dirección muy dura y directa, que parecía transplantada de un camión.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

El coche de la siguiente imagen es adquirido en enero de 1954 por Jorge Martí Llumá (Barcelona), quien en el momento de comprarlo, encarga a Pedro Serra unos paragolpes y le instala unos faros delanteros auxiliares.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1953)

El siguiente modelo se fabricó en color blanco, participó en algunas pruebas deportivas, y fue devuelto a la casa Touring, donde se le realizó una restauración completa, para ser expuesto en el Salón del Automóvil de París de 1954. Adquirido en 1957 por el actor Alberto Closas. Pasó a ser marrón, rojo y azul, colores que han sido desvelados durante su restauración en FVC Clásicos, que le ha devuelto a su color de origen. Se encuentra en perfectas condiciones de conservación y de marcha.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

El vehículo dibujado a continuación fue expuesto en el Salón de Turín en 1954, tiene la particularidad de ir equipado con intermitentes laterales empotrados en la carrocería. Su primer propietario, Francisco Godia, participó en varias pruebas de velocidad y rallies con notable éxito, destacando su victoria en la carrera en cuesta a la Rabassada (Barcelona) en 1955. Se modificaron los escapes, substituyendo los laterales de origen por otros por debajo y colocando en lugar de los originales unos tubos doblados que cumplían la función de parachoques traseros. Vendido a principios de 1956 a Julián Celaya, este participó con él en algunas pruebas de velocidad nacionales sufriendo luego un accidente en los entrenamientos del Gran Premio de Oporto (Portugal) en 1956. Vendido luego a EEUU, fue comprado posteriormente por su actual propietario en 1968 que lo ha presentado en 2016 en el concurso de elegancia Amelia Island (Florida).

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

El Z-102 del siguiente dibujo lleva el capot con tobera para albergar los carburadores sobre el compresor, tiene los intermitentes encastrados en las aletas y dos faros antiniebla delanteros redondos, encastrados en la carrocería. Construido en 1954, es de color cobre y tapicería color marrón, expuesto ese mismo año en el Salón del Automóvil de Turín, es vendido a finales de año a Rodolfo Bay, que participa en varias pruebas a lo largo de 1955: la cuesta de las Perdices, Galapagar, Montjuic… En 1955 lo adquiere Antonio Farrás, con el motor más grande de 3200 cc. sin compresor, participando también en varias pruebas: Galapagar, Barajas, vuelta a Cataluña… Adquirido en los sesenta por los hermanos Hans y Fritz Schlumpf para su museo en Mulhouse, expuesto allí durante muchos años, enviado posteriormente a los fondos de reserva del museo hasta que se inicia una meticulosa y larga restauración, finalizada en 2017, que le ha devuelto a su estado de origen. El coche esta clasificado en Francia como "Monument Historique".

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

El modelo representado en los siguientes dibujos fue fabricado en 1954 y adquirido por Alex Soler Roig, quien ganó en el año 1959 en la subida en cuesta a Montserrat, siendo ésta la última victoria absoluta de un deportivo Pegaso en competición. Tras pasar por varios propietarios, uno de los cuales le convirtió en spider y lo sustituyó el motor por un Alfa Romeo 2500/6C, en 1984 lo adquiere su actual propietario restaurándolo a su carrocería inicial y participando, entre otras competiciones, en las Mil Millas Históricas (Italia) durante cuatro años. Ha participado en la Techno Classica de Essen (Alemania) en 2012.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 1 (1954)

PEGASO Z-102 BERLINETA TOURING 2 (1955)

Presentado oficialmente en los mejores Salones de Automóviles de la época, Turín en abril de 1955 y París en octubre del mismo año. Las diferencias entre las dos generaciones del Touring, además de estéticas suponían un paso adelante en la mejora de las prestaciones. El frontal se optimizaba con una apertura bajo la calandra para mejorar la refrigeración del radiador de aceite. Se aprovechó para aumentar el espacio para la matrícula delantera y acoplarle a los lados dos faros rectangulares y al tiempo descender los intermitentes.

En la parte trasera los cambios consistieron en situar los pilotos traseros en los extremos de las aletas y, en algunos ejemplares, desplazar las salidas de los escapes por debajo de la carrocería en lugar de hacerlos emerger de dentro de los paragolpes.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Menzel le utilizó asiduamente, participando en numerosas pruebas de regularidad y velocidad, destacando su victoria en la subida en cuesta a Galapagar (Madrid) en 1956 y su segundo puesto en la subida a la cuesta de Las Perdices (Madrid) en 1957. Otro dato conocido es el viaje efectuado por Menzel entre Madrid y Marbella en 1956 en menos de 5 horas con una parada para repostar; teniendo en cuenta el estado de las carreteras en España en aquellos años, esto fue una proeza. Tras dos años de poseer el coche, Menzel lo vende a ENASA. La carrocería es desmontada y enviada a Touring, donde es restaurada y pintada de color azul claro. El interior pasa a ser negro. La mecánica sufre una cura de rejuvenecimiento, manteniéndose el motor de competición. El coche es de nuevo puesto a la venta. Comprado por Mas Sardá, que lo utiliza muy poco. Es vendido a su tercer propietario, el duque español Luis D'Antin, piloto de Porsche en los años 50. Un coleccionista japonés, Minoru Kawamoto, lo compra en 1976 y participa con él en la concentración de Pebble Beach de 1994. En su etapa japonesa el coche recorre unos 500 km. En 2001 es vendido al coleccionista belga Johan Van Puyvelde, en 2003 a Heiko Seekam y éste a su vez lo vendió en Essen 2007 a Francisco Martín. Se encuentra en perfectas condiciones de conservación y de marcha. Este vehículo va equipado con los tambores de frenos de "aletas" más anchos, introducidos experimentalmente en 1955.

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

Pegaso Z-102 Berlineta Touring 2 (1955)

PEGASO Z-102 THRILL (1953)

Conocido como "Grand Frisson" en la nomenclatura francesa y en la más coloquial de fábrica se le llamaba el "Orejas", por las prominencias que solapaban el techo y las aletas traseras, en una de las más bellas y originales creaciones de Touring. Fue presentado en el Salón de Turín de 1953, sólo los prototipos Alfa Romeo BAT, creados por Bertone, fueron capaces de rivalizar con el Thrill en la clase de glamour que deja a las masas boquiabiertas.

Equipado con el motor 2,8 litros y 170 CV, Carlo Felice Anderloni, el hijo del fallecido fundador de Touring, creó un diseño que mezcló ideas estilísticas de su berlineta -la rejilla, los orificios nasales del toro en el capó- con las teorías aerodinámicas vigentes entonces y el aroma futurista de los dream cars americanos del momento. Lacado en negro, con una ancha banda en rojo que fluye a lo largo de sus flancos y envuelve el techo, terminó siendo un ejemplar único. Los asientos anatómicos y las correas envolventes del interior blanco llamaban la atención, pero lo más provocador eran los dos sectores arqueados de la carrocería situados detrás de los montantes posteriores del habitáculo. Estas aletas tienen una doble función aerodinámica y estructural, al aportar estabilidad en marcha y rigidez al bastidor. La seguridad era ya un tema de interés pues incorporaba de origen cinturones de seguridad y extintor de incendios.

Acertadamente bautizado Thrill (emoción), fue un modelo único, hizo el circuito internacional de salones del motor, ganándose en cada uno de ellos un papel protagonista.

Pegaso Z-102 Thrill Touring (1953)

Pegaso Z-102 Thrill Touring (1953)

Pegaso Z-102 Thrill Touring (1953)

Pegaso Z-102 Thrill Touring (1953)

Pegaso Z-102 Thrill Touring (1953)

PEGASO Z-103 BERLINETA TOURING HARDTOP (1955)

De este modelo sólo se fabricaron dos unidades, se le vio expuesto en los salones de París en Octubre de 1955, en Turín en Abril de 1956 y Barcelona en Junio de 1956. Una de las unidades fue desguazada posteriormente, aunque su motor Z-104 todavía se conserva. La otra unidad se conserva en USA y tiene la particularidad de que dispone de tambores de freno anchos con aletas, introducidos experimentalmente en 1955.

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Hardtop (1955).

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Hardtop (1955)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Hardtop (1955)

PEGASO Z-103 BERLINETA TOURING PANORAMICA (1956)

A partir de 1954, las carrocerías Touring presentaron pequeñas modificaciones, principalmente en el frontal (cruz central más protegida, faros auxiliares empotrados e intermitentes colocados más arriba). Pero sería al final de la vida comercial de los Pegaso Z-102, en 1956, cuando presentaron un diseño más diferenciado. Desarrollada para lanzar el modelo Z-103 con motor Z-104, la Berlineta Touring Panorámica exhibía una línea más maciza y ancha, con un parabrisas envolvente y un frontal de línea más sencilla.

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

Pegaso Z-103 Berlineta Touring Panorámica (1956)

PREVIO   SIGUIENTE